La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Antonio Garrido: "No se debe ir al cine por ser de un grupo político o de otro, sino porque sea bueno o malo"

El actor y presentador sevillano está a punto de estrenar la comedia ‘Solo para dos’, mientras cada tarde se asoma a la pequeña pantalla con ‘Amar es para siempre’

Alba RamosAlba Ramos

Quedamos con Antonio Garrido (Salteras, Sevilla, 1971) en la madrileña Taberna Sanlúcar, desde hace años “el bar de referencia para todos los cómicos andaluces” que terminan viviendo en Madrid. “Por aquí pasa todo el mundo”, nos cuenta Garrido, con el que nos sentamos a charlar en una mesa del comedor que Rafa, el camarero e íntimo del actor, se molesta en preparar con un ventilador cerca para sacarnos del intenso calor de las calles de la capital. 

Llegó a Madrid hace 12 años tras terminar sus estudios de Arte Dramático en el Centro Andaluz de Teatro de Sevilla, “desgraciadamente cerrado bajo el argumento de que 'no daba actores' cuando hoy en día tú miras más o menos los actores que estamos currando a nivel nacional y todos hemos salido de allí”, comienza a contarnos Antonio, con el que comenzamos hablando sobre sus inicios, hace ya algún tiempo, cuando aterrizó en la capital para interpretar 'Otello'.

A pocos días de que se estrene su última película, 'Sólo para dos', dirigida por Roberto Santiago y protagonizada por Santi Millán, tuvimos la oportunidad de charlar con el actor sevillano para hacer un repaso sobre sus múltiples trabajos en cine ('Camarón', 'Desde que amanece apetece', 'El camino de los ingleses' o 'Diario de una ninfómana'), series de televisión (actualmente 'Amar es para siempre', protagonista de la conocida 'Los Protegidos' y de otras como 'La chica de Ayer' o 'Los simuladores') y teatro ('El otro lado de la cama' con la que consiguió una nominación a los Premios de la Unión de Actores como mejor actor secundario), conocer anécdotas y opiniones de un profesional imparable, defensor del “cine bien hecho” quien además nos deja algunas pistas en exclusiva sobre sus nuevos proyectos...

¿Te encontraste a muchos compañeros andaluces cuando llegaste a Madrid?

La verdad que coincidió que toda la gente de mi promoción, no sólo de mi curso sino dos arriba dos abajo, estábamos en la edad de irnos viniendo para acá a ver si había suerte. Mari Paz Campos, Paz Vega, José Luis Garci Pérez, Julián Villagran, Paco Tous... Aparte es que somos colegas, aunque no trabajásemos en esto seguiríamos siendo amigos.

Llevas muchos años trabajando en la capital, ¿continúas manteniendo relación con la industria del cine andaluz?

Soy amigo de Gervasio Iglesias, Antonio (Pérez) de Maestranza (films), Alberto Rodríguez... Lo que pasa que nunca he trabajado con ellos. Pero no por nada. Tengo muy buena relación con ellos y hay buen rollo pero nunca se ha terciado trabajar en producciones suyas quizás porque cuando ellos han empezado a trabajar yo ya estaba aquí. Estoy un poco desconectado del cine andaluz. No me considero 'un actor andaluz que trabaja en Andalucía' pero me encantaría que me dijesen 'tío vamos a hacer esta peli y la rodamos aquí', yo encantado de la vida claro, currar en casa.

 Has trabajado un poco en todo: cine, teatro, televisión... ¿Podríais destacar una cosa buena y otra mala de cada uno?

Si algo bueno tiene la crisis que estamos pasando es que mucha gente por fin va a dejar de chupar de la teta
 
Lo bueno del teatro es que tienes tiempo para prepararte los personajes y estás en contacto real con el público. Hay un feedback continuo, sabes lo que el público está viviendo en cada momento y cada vez que lo haces, aunque repitas la función, lo estás haciendo por primera vez, y eso es muy bueno. Lo malo es que en realidad el teatro es muy duro porque no se gana tanto dinero y porque cuando ganas dinero tienes que hacer función diaria y muchas veces tienes que hacer doblete y estar todos los días allí es muy duro.

¿La televisión es  un poco lo contrario? 

La televisión no te deja trabajar los personajes como tú quisieras, ni mucho menos, pero está muy bien pagada lo que pasa que vas trabajando los personajes a medida que vas haciendo cosas, no puedes hacerlo antes. Cuesta mucho dinero todo y hay que hacerlo rápido.

Y por último el cine. Algo bueno y algo malo del séptimo arte.

El cine es en teoría es la mezcla perfecta entre teatro y televisión porque te da tiempo a currarte los personajes y haces cosas, pero el problema que tiene el cine es que es muy complicado hacer cine. Es muy complicado que te llamen para hacer buenas películas. En el cine tú no tienes la última palabra.

Has hecho bastantes series de televisión. Lo que comentabas sobre prepararse el personaje, ¿hasta qué punto los que estáis trabajando en una serie sabéis lo que va a pasar?

¡Esa es muy buena! (risas) Cuando te proponen hacer un personaje para una serie de televisión, si estás en el proyecto desde el principio, como a mí me ha pasado en todas las series que he hecho la verdad, trabajas con el director y estás en contacto directo, todos los guiones te dan una base de lo que va a pasar pero no de todo lo que va a pasar. A medida que vas haciendo los guionistas van viendo que es lo que puede ser y qué es lo que no. Eso también es bueno porque vas construyendo cosas nuevas y entonces te sorprendes. Tiene una cosa buena porque de pronto descubres que tu personaje tiene un cariz más simpático, más torpe, con una vena más graciosa... Y eso está bien.

Por ejemplo, con la serie de 'La chica de ayer' daba la sensación de que iba a haber otra temporada pero luego nada...

Originalmente 'Life of Mars', que es la versión inglesa, era de dos temporadas, pero el problema básico que hubo fue que la crisis empezó a mandar... Una serie policíaca ambientada en los años 70 cuesta mucho dinero y además teníamos que salir a la calle a 'detener a los malos' y cada vez que salíamos a la calle había que buscar una localización que pareciese de los 70, había que quitar todos los coches del 2000 y poner los que fuesen de la época, tapar los aires acondicionados, vestir a los figurantes... En fin, eran costes muy elevados. Es curioso porque esa serie se hizo después en Estados Unidos también y mi personaje lo hacía Harvey Keitel y me hacía mucha gracia pensar que había hecho lo mismo que él.

Otra de las series más conocidas en la que trabajas es 'Los Protegidos'. Si hablamos de los que cuesta ambientar una serie, esta que tiene efectos especiales y todo ha aguantado bastante...

Sí la verdad. Lleva tres temporadas con muy buenos datos de audiencia, ya no sólo buenos datos de audiencia sino que tenemos una audiencia con nombre y apellidos, muy fiel. Sigue habiendo un grupo de fans de 'Los Protegidos' que ¡yo me entero de las cosas por ellas! Por ejemplo a través de ellas me enteré el otro día de que están haciendo la versión de la serie en Turquía. Buenísimo. De todos modos, es una serie que si te das cuenta no es tan cara porque tiene mucho plató. El plató se construye y se amortiza la primera temporada, la segunda... Las series que se hacen en plató son mucho más baratas que las que hay que salir a rodar a exteriores.

Podría decirse que 'Los Protegidos' forma parte de una época en la que las series de televisión se han decantado por la ciencia ficción, especialmente las juveniles. ¿Cómo crees que encaja éste género en la tradición audiovisual española? 

No. De hecho aquí no se había hecho nunca. Se había intentado con 'Aladina' pero ahora se ha empezado a abrir esta vía aunque todo lo que es moda pasa de moda. Es cierto que hemos abierto un cauce porque esto no se había hecho nunca en España aunque claro, los medios técnicos que hay ahora no los había antes. Ahora se puede hacer de todo. Hoy por ejemplo estaba hablando con un director de cine, que no te diré quien es, que está pensando cambiar el final de su película pegándole un tiro al protagonista, y no está rodado pero con efectos lo puede hacer. Se puede cambiar el final de una película simplemente con un efecto digital.

Siendo el actor protagonista de la serie 'Los Protegidos' ¿Cómo es trabajar con niños? Ya... está pregunta es como muy típica...

(Risas) Un poco sí pero mira, trabajar con niños es muy bueno en el sentido de que el niño no actúa, el niño juega. El niño no sabe que está actuando está jugando y actuar es en todos los idiomas del mundo menos en el español jugar. Actuar es en cierto modo... ¿tu te acuerda de chica cuando veías una película y cuando terminaba te creías que eras el personaje? Y te ibas a jugar con las amigas y te inventabas hasta los diálogos ¿verdad? Pues eso es actuar en cierto modo y los niños juegan a eso y como no actúan juegan desde la verdad. Si te agarras a la verdad del niño es mucho más fácil actuar o encontrar la verdad de tu personaje y eso está muy bien.

Has trabajado con muchos grandes, desde Antonio Banderas en 'El camino de los ingleses', hasta Ernesto Alterio o Manuela Velasco en la mencionada 'La chica de ayer', ¿alguna anécdota? 

Con el Banderas tengo varias. Un día tuvo un detallazo. Yo llegaba de Madrid, rodábamos el lunes por la mañana temprano y la mayoría de los actores estaban de fiestecilla en una de las habitaciones y me llamaron para invitarme a tomar algo pero al día siguiente tenía una secuencia que no tenía muy clara y les dije que no, que me quedaba trabajando la escena. Me volvieron a llamar y volví a decir que no y lo siguiente fue que me llamaron a la puerta de la habitación y cuando abrí era Banderas. Me dijo '¿a ti que te pasa con la secuencia de mañana?' y cuando le iba a explicar me dijo 'vamos a trabajarla' y se quedó conmigo para preparar la secuencia. Es increíble, de verdad te lo digo, es un tipo del carajo. Es mucho más listo que todos nosotros juntos, un currela que te cagas y es un tío que no ha olvidado sus orígenes.

Examen sorpresa

o Un director/a Alberto Rodríguez

o Tu actor y actriz preferidos Javier Bardem

o Una película 'Ciudadano Kane'

o Una serie de televisión 'Juego de Tronos' 

o Una obra de teatro 'Otello'

o Un libro 'El guión' de Robert Mckee

o Una ciudad Sevilla

o Un plato de comida Gazpacho

o Unos cines El proyector de Súper 8 de mi padre en verano 

Y ya que lo comentas... ¿Hay mucha fiesta en el mundo de los actores ya sea cine, teatro o televisión?

¡No, no, no! Para nada. Antes había más, la nueva hornada de actores se cuidan mucho más. Antes era como 'ah es que soy así, este es mi arte y me pongo fino y me da igual'. Ahora no, la gente ya se da cuenta de que eso ya no vale.

En la obra de teatro 'Al otro lado de la cama' tuviste que cantar ¿Te gusta cantar?

Siempre digo que yo más que cantar doy el cante. A mí me gusta cantar, no soy cantante ni de coña, pero si me gusta cantar y entono. Me gusta y me lo paso bien haciéndolo, entonces cuando me propusieron este papel me pareció estupendo.

¿Te gustaría volver a encarnar un papel en el que tengas que cantar o hacer un musical ?

Sí, si sale sí, lo que pasa que los musicales son súper duros ¿eh? Hay que tener una disciplina importante. Osea trabajando en un musical no puedes salir luego por ahí a tomarte una copa, tienes que estar ahí. Pero si que me gusta. De hecho ahora en el disco de un amigo mio, el Señor Gañan, he grabado una canción a medias con él, en la última película que he rodado, 'Sólo para dos', hago de cantante, venido a menos pero de cantante y canto dos canciones.

Cuéntanos un poco más sobre 'Sólo para dos', tu próximo estreno en cines...

La hemos rodado en Isla Margarita. El protagonista es Santi Millán, la dirige Roberto Santiago y es una coproduccion hispano-argentino-venezolana. Creo que se estrenará a finales de verano o principios de septiembre (finalmente se estrenará este próximo 12 de septiembre)

Actuar es en todos los idiomas del mundo menos en español "jugar".

Ya se vio en el Festival de Málaga, ¿por qué ha tardado tanto tiempo en estrenarse?

Eso depende de las productoras, yo ahí no me meto. Hay muchas películas que incluso se hacen sólo para conseguir la subvención y después les importa un pimiento que se vea o no se vea. Esto es muy preocupante y si algo bueno tiene la crisis que estamos pasando es que mucha gente por fin va a dejar de chupar de la teta. Creo.

Sin duda necesitamos subvenciones porque estamos haciendo cultura, sin lugar a dudas, pero ha habido mucha gente que se ha dedicado a hacer cosas que no le interesaban a nadie y que no se han preocupado si quiera de que les llegara a la gente y han estado viviendo de 'dame dinero que yo voy a hacer mis pajas mentales'.

Luego alegan que "no estáis preparados para ver mis películas". Se han equivocado, porque su misión es la de contar historias y las historias les tienen que llegar a la gente y mover conciencias, pero si usted no es capaz de contar historias, de que le lleguen a la gente y de mover conciencias, pues mire usted está fracasando en su empeño.

Y aparte de este estreno, ¿en qué otros proyectos andas?

Además de la presentación de 'Sólo para dos' voy a hacer una película con Carmelo Gómez que la dirige Gerardo Herrero, se va a rodar en Galicia y el guión está de puta madre. ¡Pero no puedo decirte nada más todavía! Pero estoy muy contento porque el guión está muy bien, porque el director me gusta y porque Carmelo es uno de los grandes. Haremos muy buena película, seguro seguro.

¿Qué te apetece más hacer ahora? ¿Cine, radio o televisión?

¿Qué me apetece más?... La verdad que hasta hace poco he estado haciendo teatro con una obra que se titula 'Una Boda Feliz' que he tenido que dejar por la serie 'Amar es para siempre' donde hago de malo malísimo en la temporada que viene y ahora tengo también la peli. Lo voy a compaginar, no sé cómo pero es la idea. A mi me gustan todos los medios pero hay que saber adaptarse al código de cada medio, y creo que es bueno variar porque de una cosa aprendes para servirle a la otra y te vas reciclando continuamente. Pero lo que más me apetece ahora es la peli porque además me encanta el personaje.

¿Le darías algún consejo a alguien que esté empezando ahora y quiera ser actor?

No soy quién para darle consejos a nadie, me parece un poco prepotente. Pero sí si alguien me preguntase le diría que 'esto es una carrera de fondo y tienes que creer en ti'. Rafa Cremades, periodista de Canal Sur y gran amigo, cuando curraba en la tele me dijo algo así como 'Antonio ni cuando se está arriba se está tan arriba ni cuando se está abajo se está tan abajo'. Y eso es cierto, tienes que seguir creyendo en lo tuyo, creyendo que eres bueno y que vales para esto.

Se pagan más impuestos por consumir cultura que por consumir porno .

¿Destacarías el trabajo de algún director o actor del momento?

Creo que Alberto Rodríguez ha sido un tío súper valiente en las películas que ha hecho siempre. Con 'After' le echó dos cojones e hizo una peli de todo menos comercial y con 'Grupo 7' se ha salido, está muy bien hecha. Y ahora a través de internet, no me sé los nombres, pero hay mucha gente que está haciendo cosas increíbles que te preguntas '¿y esto quién los ha hecho?'. Eso es muy bueno también, la necesidad agudiza el ingenio.

[Tras acordar que no estamos en crisis sino "en estafa"] ¿Qué se te ocurre para que la gente vaya al cine?

Se paga más dinero por ir al cine que por comprar una revista porno. Esto tiene que quedar claro, se pagan más impuestos por consumir cultura que por consumir porno. Tenemos que contar historias que al público le interese, hay que concienciar a la gente de que les interesa ver esas historias. Pero a los de arriba no les interesa que los de abajo piensen, porque si piensan se dan cuenta de los errores.

Se escucha mucho la crítica de que el cine español siempre trata el tema de la guerra civil...

Eso es mentira. ¿Cuántas películas se hicieron el año pasado y cuántas trataban sobre la guerra civil? Es el argumento que tienen para meterse con el cine y no es verdad. A mí también me toca un poco las narices siempre el mismo rollo... el cine no es ni rojo ni azul ni de izquierdas ni de derechas. No lo es, que no nos engañen más. Nos quieren engañar con eso porque lo que les interesa es que seamos de un bando o de otro. Yo no voy a un dentista preguntándole de que partido político es, yo voy a un dentista si es buen dentista. La gente no va al cine o no debe ir al cine porque sean de un grupo político o de otro, tiene que ir porque sea bueno o malo. Que no se apropie nadie del cine, que no es ni de izquierdas ni de derechas. No es de nadie.

Una frase para animar a la gente a ver cine español. Vente al cine porque...

El cine bien hecho lo que hace es provocar emociones a la gente. Cuando tú sientes una emoción te sientes vivo. El cine regala vida.
  

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa