La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 
×

Notícia

Simple Image Gallery Pro Notice: Joomla!'s /cache folder is not writable. Please correct this folder's permissions, clear your site's cache and retry.

Beatriz Arjona: “Lo que me gustaría es poder trabajar en Andalucía”

La actriz sevillana acaba de ser reconocida con la Biznaga de Plata como Mejor Actriz por ‘Casting’, galardón que comparte con el resto del elenco femenino de la película

Ana VázquezAna Vázquez

Dice que aún está en estado de shock. “Lo único que sé es que fue maravilloso”, dice Beatriz Arjona (Sevilla, 1983) con ojos aún brillantes una semana después de haber conseguido en el Festival de Cine Español de Málaga, junto al resto de sus compañeras del elenco femenino de ‘Casting’, la Biznaga de Plata como Mejor Actriz.

Ella, como el resto del equipo del primer largometraje del también sevillano Jorge Naranjo –la sensación andaluza del certamen-, no es consciente de lo que puede suponer este reconocimiento. De hecho, prefiere no pensar mucho en eso y “vivir el presente” porque todavía es pronto para saber si su teléfono sonará más que hasta el momento, cuando todas las cosas que le han pasado, según cuenta a CineAndCine, han sido fruto “del estar ahí” y no darse por vencida pese a los malos momentos, que  los hay. Más, cuando te marchas de tu ciudad con veintimuypocos para intentar sobrevivir en Madrid y hacerte con una carrera en el mundo de la interpretación.

“He tenido que tirar de trabajos que no tenían nada que ver con el cine. He sido camarera, azafata, relaciones públicas, profesora de teatro para niños… de todo para mantenerme en Madrid, con el plus de que tienes que buscarte trabajos que te permitan flexibilidad para ir a una prueba, ingresos para un book… Pero todo es invertir y ha sido algo que no me ha importando porque me ha enseñado a ser paciente dentro de la profesión, a ser humilde y disfrutar también de lo que llega”.

Una cara nueva

Hay algo por lo que Beatriz Arjona se siente muy afortunada: por que Jorge Naranjo quisiera contar con ella para 'Casting' y por "descubrir a este pedazo de director de actores" para el que solo tiene buenas palabras.

Según la sevillana, la mañana que se enteró por Facebook (las cosas de las nuevas tecnologías) que Jorge la incluía entre el elenco de actrices de 'Casting' fue "la más bonita de su vida". Sobre todo, explica, porque ella le advirtió de que tenía "un gafe: el de participar en películas que luego han terminado en un cajón" y, aún así, Jorge siguió adelante con su planteamiento inicial para la película seguro de que terminaría con la mala suerte de Bea.

Además, hay algo que ella nunca olvidará: "que haya apostado por caras nuevas para su primera película". "Todos nosotros hemos trabajo mucho antes, pero ninguno somos rostros conocidos que llamen a la gente a ir al cine, que se supone que es lo que cualquier director o productor intenta", explica para volver a dar las gracias a Naranjo por "ese regalo". 

Y en eso está, en reorganizarse, asimilar la Biznaga y disfrutar de este dulce momento intentando mantener los pies sobre la tierra. Para ello, Beatriz se repite como si de un mantra se tratata "paciencia, perseverancia y constancia".

Sin embargo, es inevitable que se emocione al revivir el "regalazo" que ha supuesto para ella no tanto la Biznaga en sí (que también) como su papel homónimo de Bea en 'Casting' y la acogida que ha tenido la cinta en Málaga, donde primero sorprendió a la prensa, que acogió muy bien una ópera prima fresca y diferente, y después al público, que se sintió reflejado por momentos en todos y cada uno de los personajes de esta película coral.

Precisamente esto es lo que Beatriz cree que más ha "calado" entre los espectadores malagueños que tuvieron la oportunidad de visionarla y para el que no escatima en elogios por el cariño con el que han acogido a todo el equipo de la película durante la semana del festival. "Creo que la gente se ha sentido identificada con 'Casting' porque, aunque está centrada en el mundo de la interpretación, habla de cosas que le ocurren a todo el mundo: las parejas, el trabajo, los sueños rotos... Y eso siendo una película muy cercana, sin pretensiones ninguna, que solo intenta mostrar que, en este mundo, las cosas no dependen solo de cómo son sino también de como tú las veas", explica.

Por ello quizás, y pensando en el mejor de los escenarios, Beatriz pensaba que, de caer algún premio, sería el del Público. Ni mucho menos, afirma, se le pasó por la cabeza que el Jurado pudiera reconocer a todo el elenco masculino y femenino de actores con una Biznaga de Plata. Biznaga de la que, por cierto, han encargado réplicas porque las originales han querido regalárselas al director y al productor de la película, Jorge Naranjo y Torsten Gauger, por el esfuerzo realizado para sacarla adelante dos años después de su rodaje. 

Una carrera de fondo

Sin prisa pero sin pausa. Así se podría describir la carrera artística de Beatriz Arjona, una sevillana que pasaba los recreos del instituto cantando con su amiga Elena las canciones de 'Ella baila sola' --doy fe como compañera de clase que era-- y que siempre tuvo claro que quería dedicarse a algo relacionado con la imagen. De hecho, empezó a estudiar fotografía hasta que se decidió a realizar las pruebas para entrar en la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla.

Durante esos cuatro años de formación en la escuela pública, de la que dice sentirse "muy orgullosa" por haberle permitido saber "un poquito de todo", ya comenzó a forjarse en las tablas con la compañía 'Anticiclown' y posteriormente en 'Por inercia teatro', con la que estuvo cuatro años de gira por España con el espectáculo de Baldo Ruiz 'La Comunión de las Amapolas' , que cosechó varios premios.

"Esa fue mi verdadera escuela, la real después de la formación y de la que tengo muy buenos recuerdos, entre otras cosas, porque hasta hace poquito hemos estado actuando", dice con cierta nostalgia la actriz, que confiesa que sólo de esta manera se aprende a ser "de todo: iluminadora, responsable de atrezzo o lo que haga falta". 

Pero pese a esta experiencia, Beatriz sentía que tenía que seguir formándose para dar el salto al cine y la televisión y no ser "tan teatral y expresiva frente a la cámara". Se matriculó entonces en un máster en la Central de Cine de Madrid y, tras empaparse de que "menos es más" en el audiovisual, los cortos "ya eran otra cosa". 

Y le llegaron más cortos y lo que no eran cortos. Es más, sus últimos trabajos más reconocidos han sido videoclips y webseries. Entre los primeros, destaca el que ha protagonizado para 'Love of Lesbian' y que lleva por título 'Si tú me dices Ben, yo digo Affleck' --premiado, entre otros, en el Festival de Medina del Campo, y nominado a los MTV Europe Awards-- y 'El Miedo', para 'Los Niños Mutantes'. Sendos videoclips han hecho que algunos hablen de Beatriz como "la actriz indie del pop español".

 

 

Las series on-line también le han permitido a Beatriz Arjona combinar su trabajo más o menos periódico en el Teatro Victoria de Madrid, donde viernes y domingos representa 'El Avaro' de Molière, con la visibilidad y creatividad que a la nueva generación de actores españoles está dando Internet. 

'60 metros cuadrados', por ejemplo, una webserie que rodó justo después de 'Casting' y de la que ya están intentando rodar la tercera temporada, le dio el empujón para protagonizar a Maya en 'Neuróticos', otro trabajo que no deja de cosechar éxitos en la web y por el que también que se interesó Antena 3 TV, que la incluyó en su plataforma 'El sótano'.

Gracias a estos trabajos, Beatriz Arjona fue elegida (ya incluso sin casting más que su videobook) para su primer papel protagonista en el cine y para el que ha tenido que cruzar, por primera vez, el "charco" y vivir durante mes y medio en México, de donde volvió justo para el Festival de Málaga. Allí ha rodado 'Me quedo contigo', la ópera prima de Artemio Narro, al que en el país del pique algunos describen como "el Rolls Royce del arte mejicano".

"Ha sido un rodaje muy intenso y duro, de hecho, la primera semana quería volverme pero ya luego no", dice entre risas la sevillana, que también asegura que es un lugar al que no descarta irse para trabajar. "Allí el cine está emergiendo con mucha fuerza y hay muchos rodajes, también para reivindicar que saben hacer otras más cosas aparte de telenovelas, así que no lo descarto aunque antes de volver a cruzar el charco quiero agotar aquí todos los cartuchos", señala.

Por el momento, se da de plazo un año para tomar esa decisión en firme. Mientras, ha vuelto a su "vida normal" en Madrid para empezar de nuevo a "reciclarse, preparar material nuevo y canalizar" lo alcanzado para meditar "cuáles son ahora" sus objetivos. Sobre todo, según confiesa con un poco de amargura, porque lo que le gustaría sería "poder trabajar aquí en Andalucía". "La pena que me da es la de actores, directores y profesionales andaluces que hay repartidos por todo el país y que no pueden en cierto modo trabajar desde aquí", añade.

Esperemos que la BIznaga de Plata como Mejor Actriz la haga visible también a los ojos de directores como Santi Amodeo, Alberto Rodríguez o Benito Zambrano, entre otros, y pronto la veamos por el sur rodando una nueva película con factura andaluza como 'Casting' o, como dice ella, rodando 'Casting 2', que sería "lo mejor" que le podría pasar. 

 

{gallery}2013/galerias/entrevistas/beatriz_arjona::::2:{/gallery}

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa