La revista digital del sector audiovisual andaluz
S?guenos en Facebook
S?guenos en Twitter
 

Esther Vaquero (Vestuario): “Los León tienen la capacidad de hacerte sentir como uno de ellos”

Inauguramos con la directora de vestuario castellano-andaluza una serie que recorrerá la gran cantera técnica del cine andaluz

Evaristo Martínez Evaristo    Martínez/Almería

El cine le engancha desde pequeña, cuando en su pueblo había programa doble los domingos por la tarde. Y también desde niña le encanta dibujar. Dos pasiones que acabaron por unirse. “Tomé conciencia de que me gustaría dedicarme al diseño de vestuario cuando vi ‘Lo que el viento se llevó’, esa secuencia en la que Escarlata descuelga unas cortinas y se hace un vestido para impresionar a Rhett.

 Ese momento resume la labor de un diseñador de vestuario: convertir un trozo de tela en un vestido impresionante”, cuenta Esther Vaquero (Benavente, Zamora, 1968), Asecan al mejor vestuario por ‘The Extraordinary Tale of the Times Table’, de Laura Alvea y Jose F. Ortuño.

Tras estudiar diseño de moda en Zamora, accedió a un curso de vestuario escénico del Centro Andaluz de Teatro, algo que descubrió casi por casualidad mientras paseaba por Sevilla. “En el curso de vestuario se había quedado una plaza vacante. Nos presentamos cinco personas y, tras un examen, pude hacerme con la plaza. En ese momento decidí cambiar mi vida por la posibilidad de realizar un sueño. A partir de ahí, comencé a dar mis primeros pasos trabajando en lo que hoy es mi medio de vida”. En Andalucía ha encontrado la oportunidad de “crecer profesionalmente” y forma parte de los equipos de rodaje “como una andaluza más”. “Aquí tengo mi hogar desde hace trece años y hoy siento que tengo una gran familia andaluza que hace que no me sienta sola, que me da cariño, me apoya y me valora. Aquí he encontrado mi lugar y mi forma de vida”.

Tras trabajar en cortos y para televisión, su primera película como cabeza de equipo fue ‘Un mundo cuadrado’, de Álvaro Begines, aunque antes había trabajado como jefa de vestuario en ‘12+1, una comedia metafísica’, de Chiqui Carabante, para la que tuvieron que realizar más de cien túnicas “cosidas a mano, una a una”. En ‘Juan de los Muertos’, de Alejandro Brugués, su gran reto fue “trabajar un sitio en el que encontrar cualquier cosa no es fácil”, además de “los distintos grados de manchas de sangre y los efectos especiales”. Está muy orgullosa del resultado, como del de ‘The Extraordinary Tale...’, aunque el escaso presupuesto les obligó a “saquear parte de los armarios de muchos amigos y amigas” para poder crear “ese mundo tan particular”

Esther Vaquero también ha tenido “la suerte” de trabajar en las dos ‘Carminas’ de Paco León. “Eso es más que formar parte de un equipo, ha sido como trabajar en familia y es que los León tienen la capacidad de hacerte sentir como uno de ellos”. Para ‘Carmina o revienta’ apenas compraron ropa. “Casi todo fue rescatado del armario de los actores. La rodamos en dos semanas y media y lo que empezó siendo casi un experimento se fue haciendo grande en cada día de rodaje”. En ‘Carmina y amén’, la nueva entrega, han contado con más recursos. “Hemos tenido más tiempo para rodar y presupuesto suficiente para poder comprar la ropa de los personajes sin perder ese toque de verdad que le gusta mostrar a Paco”.

Pese a las dificultades del sector, Vaquero no duda en afirmar que el cine andaluz “goza de buena salud” a nivel técnico y creativo. “Hay una gran familia en el audiovisual andaluz, que lleva muchos años trabajando duro por hacerse un hueco en el panorama nacional y consolidando la calidad de las producciones de aquí. He trabajado con todos los que aparecerán en esta serie (La gran familia andaluza) de este reportaje y con algunos he hecho amistad”. ¿Y el futuro? “En esta profesión no siempre sabes cuándo te saldrá el próximo trabajo y eso me da vértigo”, dice. Por eso prefiere pensar en lo que tiene entre manos: tras el estreno de ‘Anochece en la India’, de Chema Rodríguez, acaba de participar en el rodaje de ‘Asesinos inocentes’, primer largometraje de Gonzalo Bendala.

 

 

Otros capítulos:

Dani de Zayas (Sonido) “El corto es una gran escuela para formar a los técnicos de cine”

José Manuel García Moyano (Montaje): “Me gusta buscar los matices que hacen que una película mejore”Manuela Ocón: “Los técnicos andaluces son reconocidos en todo el territorio”

Juan Ventura: “Los técnicos andaluces hacemos arte con el corazón”

Jorge Marín (Sonido): “En los momentos de crisis se es más creativo y surgen las mejores ideas”

Pablo Cervantes: “La música de cine debe ser un trabajo coral”

Álex Catalán (Fotografía) “Cada película es un reto: siempre hay que tener los ojos abiertos”

 

 

Accede a todo el contenido del Área Privada de CineAndCine. Realiza un pago de tan solo 20€ mediante PayPal y tendrás acceso ilimitado durante un año entero.

Publicidad

Últimos blogs

 

También nos interesa